lesbianas-marruecos-carcel-madre

Imagina lo duro que debe ser ser lesbiana en un país como Marruecos, en el que la homosexualidad entre hombres ya está mal vista, así que imagínate entre mujeres, que tienen que vivir mucho más enclaustradas y cohibidas no solo por la presión social sino por la legal. Ahora, además de eso, imagina que la persona que te denuncia por ser lesbiana es tu propia madre y que puedes llegar a pasar 3 años en prisión.

Esta es la historia real de una chica en Marruecos, menor de edad, de 17 años. Se besó con su novia de 16 en un tejado, la prima de una de elllas tomó la foto y se la pasó a la madre de la chica. Ésta, totalmente avergonzada, no se lo pensó dos veces y llamó a la policía para que arrestaran a su hija. Es más, la metieron en una cárcel de adultos pese a no ser mayor de edad y que así puedan condenarlas de 6 meses a 3 años de cárcel por “cometer actos impuros y antinaturales con personas del mismo sexo”. Sí, Marruecos, ese país con el que España se lleva tan bien y que es tan cercano con su pueblo.

Varios grupos en defensa de los derechos humanos han alzado su voz para que esta chica, menor de edad, no sea condenada a prisión de adultos por querer a una persona del mismo sexo. Queda claro que un país se queda atrás en la historia cuando sus principales preocupaciones son esas y no el bienestar de sus ciudadanos, el terrorismo o el racismo.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario