Ilustración de Olivia Hardy

El mundo del espectáculo en general, ya sea la canción, el cine, etc., es muy competitivo y la originalidad, alguna que otra vez, se ve afectada por la escasez de buenas ideas.

Es ahí donde siempre se termina añadiendo el ingrediente que no falla nunca: el morbo. Chicas ligeras de ropa, momentos subidos de tono, y como no, el último reclamo más puntero: el lesbianismo.

Sumamos estos dos componentes, y ¡Boom!. Lesbianas o no, son muchas las que se han subido al carro de este nuevo fenómeno del morbo lésbico para promocionarse y subir las audiencias.

La primera en empezar con estas morbosas escenas lésbicas fue la reina del Pop Madonna en la gala de los MTV con Britney Spears. Viendo lo rentable que surgió, empezaron a sumarse otras artistas: Christina Aguilera en “not myself tonight”, Katy Perry con la letra de su canción “I kissed a girl”, Chenoa con su tema “duele”, Lady Gaga en el corto musical “Telephone” con Beyoncé, Rihanna en el video “Te amo” con la actriz y modelo Laetitia Casta, Sandra Bullock con Scarlett Johansson en la gala de los MTV Movie Awards, Kyllie Minogue jugando con esa imagen en sus conciertos, Megan Fox con Amanda Seyfried en la película “Jennifer´s Body”, etc..

Lo más curioso de todo este boom mediático, es que, probablemente, esté montada para el disfrute de morbosos heterosexuales que se regodean en su propio placer rebobinando una y otra vez estas imágenes. Los mismos ignorantes, que cuando vas con tu pareja (lésbica o gay) por la calle mostrando tu amor libremente, te señalan con el dedo.

Ser lesbiana vende en el mundo del espectáculo. Pero en el mundo real, no se acepta tan gratamente ver como se besan la vecina del cuarto con la del tercero. En ello va siempre un resquemor general acompañado de risitas y comentarios malintencionados.

Desde luego que sentir que el único interés que la comunidad lésbica despierta en la sociedad sea el morbo, resulta bastante denigrante para quienes vivimos en el día a día ese otro rechazo  por nuestra condición de lesbianas, no siendo la famosa de turno con un alto nivel de audiencia.

Esa es la triste realidad, que este tipo de publicaciones tengan más repercusión en la sociedad,…y que las realmente importantes que nos afectan a las verdaderas lesbianas, sean desplazadas al rinconcito de las inéditas o simplemente se archiven para cuando no haya otra cosa, publicarlas.

Quizás nuestra comunidad lésbica, contando con las garantías constitucionales que hemos logrado, deberíamos aprovecharnos de este show del morbo para reflejar una realidad que no hace distinción en ninguno de los escenarios posibles.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario