saving-alex

Tenemos una historia impactante de una chica lesbiana a la que sus propios padres sometieron a una terapia de conversión. Alex Cooper es una chica que ha pasado su vida en California de una manera muy feliz hasta que dijo en su casa que le gustaban las chicas saliendo del armario como gay.

La pesadilla que le tocaría vivir no está escrita ni en las películas de terror más crueles. Todos sabemos bien qué son las terapias de conversión para homosexuales y que por desgracia, aún siguen activas en algunas partes del mundo. En el caso de Alex, fue trasladada por sus padres a uno de estos centros dónde la sometieron a todo tipo de humillaciones.

No entraremos en detalles de qué es lo que tuvo que pasar la chica así pero sí diremos que todo está escrito en su libro “Saving Alex” (“Salvando a Alex“) que ahora mismo se puede comprar el librerías y puntos de venta virtuales. Aquí, la chica escribe sus memorias en primera persona hablando de todo lo que supuso estar en una terapia como esa y de cómo nada ha cambiado en ella.

Alex ahora vive en Portland con su novia y trabaja en una organización sin ánimo de lucro dónde ayuda a otros jóvenes LGTB que se encuentran en situaciones de rechazo por su propia familia. La joven añade además que la relación con sus padres ahora es muy positiva y que ellos están muy arrepentidos de lo que le han hecho pasar tiempo atrás. Sin duda alguna, es una historia de superación que merece la pena ser leída por todos.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario