Rosalinda Celentano

En una entrevista para Vanity Fair, Celentano habló de su relación con la también actriz Simona Borrioni, de la reacción que tuvieron sus padres, que por desgracia en un principio no se lo tomaron nada bien, y de la manera que tuvo de explicárselo a su hijo.
Hablar de eso con un hijo es más fácil que con una madre…mi padre me enseñó la honradez. Mi madre es de salud muy frágil. No me perdono el haber dado a mis padres este dolor. Los vecinos les despertaron, en la mañana en la que esas fotos salieron. Les dijeron que yo debería estar avergonzada. Traté de inventar una mentira, mi madre me calló: “No voy a entrar ni a saber nada de eso. Tenga cuidado de proteger a Samuele”. Con él no sirvieron proclamaciones: “Él echa sus brazos a su cuello, cuando ella se va de gira él se queja de que le falta, pregunta cuando va a regresar. En la escuela espera que no vayan a burlarse de él, pero entonces me dice: “Mamá, si tuvieras que casarte, ¿me prometes que lo harás con Rosalinda?”. No elimina la posibilidad de que esto suceda.

Las cosas con sus padres, una pareja de cantantes famosos en Italia, han mejorado mucho pero en un principio se molestaron tanto que incluso terminó yéndose de casa.
Hoy mis padres han dado un salto hacia adelante, sobre todo después de que terminé en lac comunidad, pero cuando tenía 18 años tuve que huir de casa. Mi madre era autoritaria, estricta. Ella me vió besar a una amiga. Lloró, me preguntó qué había hecho mal, dijo: “En lugar de una hija “así” – pero usó ese término para mí horrible “lesbiana” – mejor una habitación vacía. También dijo que mi padre me daría el resto. El castigo fue severo. También me entregó una carta de veinte páginas que comenzaba con de Adán y Eva, hasta que llega a la conclusión de que yo era anormal.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario