Reflexión Zurda

por Inma GuePer

En la casi totalidad de los idiomas

jugando con ventaja inicua e idiota

derecha o diestra,

es sinónimo de correcta, justa, lista, hábil, recta;

de izquierda o siniestra,

torcida, no recta, viciada, infeliz y hasta funesta.

Pues sí, soy zurda,

celosamente sigo siendo zurda

gracias a la sensatez de mi linaje

que nunca albergó esa idea absurda

sin escapulario, sin brebaje,

de dislexia, de demencia, despojo de la inquisición,

de no ser escuchada en el juicio final, por la maldición.

Pues sí, soy zurda

sigo y seguiré siendo zurda

celosamente, estrictamente zurda …

que aunque tiente a la derecha a que me guíe,

que aunque guíe mi derecha mi escritura,

que aunque escriba a trazos anchos mi cordura,

duda tanto, es tan diestra,

que siempre perecería en la sombra de mi zurda.

Quédate en la sombra fiel mezquina

quédate en mi sombra fiel vecina,

que aunque salves más obstáculos que yo

que aunque el mundo se haya hecho a tu favor

me conformo en expiar menos actos

en derrochar menos llantos

en disipar menos duda, dudas tanto,

eres tan siniestramente diestra,

que insisto, con todo mi encanto,

que permanezcas en mi sombra, fiel amiga.

Pues sí, soy zurda

sigo y seguiré siendo zurda

celosamente, estrictamente, endemoniadamente zurda …

a ti, querida mano izquierda,

preferiría amputarte ahora mismo

sin darle fuerza a tan diestro abismo

que vivir una vida sin ti, funesto destino.

Porque no transijo un final diestro aburrido

si puedo protagonizar toda una siniestra aventura

en la que puede haber mucha sangre pura

pero no lamentar ni una sola gota de ella

porque no concibo un solo recuerdo sin ella

haya sido torpe, adversa, fría

no le auguro mayor destreza,

(mejor bauticémosle “zurdeza”)

que es todo un sello con garantía

creado de muy buena mano, tierna,

legado, de mi mano izquierda.

Pues sí, soy zurda

sigo y seguiré siendo zurda

celosamente, estrictamente,

endemoniadamente, alocadamente zurda …

… si me dejara llevar por toda esta mentira

de que ser zurda es una tara sin medida,

podría incluso culpar de todos los tropiezos de mi vida

de todos mis caminos sin salida

de al menos una historia mal vivida,

de tu réplica exacta lésbica

con la que dirijo mi desidia

a ti, querida mano izquierda;

te he vivido como si me hubieses matado

y te siento muerta como si no hubiese vivido

no es prudencia es desvarío.

Pues sí, soy zurda

sigo y seguiré siendo zurda

celosamente, estrictamente,

endemoniadamente, alocadamente

 irrespetuosamente zurda …

a ti, querida mano izquierda

la que siempre me ha dirigido,

la que dirige mis sufrimientos,

la que ha sufrido los errores cometidos,

la que errónea toda justificación,

la que justifica lo que no siente,

la que siente mis amores vicio,

la que vicia todo lo que toca,

la que ha tocado a mi buen juicio,

la que enjuicia todo lo que me provoca,

la que provoca mantenerme en línea,

la que tiene línea directa con mi corazón,

la que con tu corazón extasías a tus amantes,

la que buena amante ansía confesar su arte,

la que con su arte hasta ahora mancilla la pasión,

la que a mi pasión engaña,

la que engaña mi desesperación,

la que desespera ausente,

la que ausenta mi ilusión,

la que ilusiona mi dedicación,

la que dedica todo el tiempo a ser correcta,

a ser justa, a ser recta,

a ser hábil, a ser lista, a ser diestra,

que ha ignorado ser distinta,

ser la suma de las partes que componen

mi realidad como un todo, y acierta,

que en mi equipo, siniestra y diestra,

el todo es mayor que mis partes; propone

que todo lo que hace es puro corazón

y por eso ni te excuso ni te niego

ni te expulso a un vil infierno

que al tener la valentía de mi sueño

te confiero plenamente mi razón.

Pues sí, soy zurda

sigo y seguiré siendo zurda

celosamente, estrictamente,

endemoniadamente, alocadamente

irrespetuosamente, afortunadamente zurda.

Soy zurda derecha

y no temo a la diestra

sólo a quien pregunta desde su derecha:

– ¿eres zurda? –

… pues sí, soy zurda … y ¿qué?.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario