PINUP3

Los conocidos pin-ups de mujeres tuvieron su hora de popularidad en los Estados Unidos de los cuarenta, haciendo furor con sus modelos retro.Su auge más pronunciado se dio durante la Segunda Guerra Mundial, las revistas y calendarios donde aparecían las chicas, eran enviados a los soldados estadounidenses como una suerte de “amuleto”. También los ejércitos solían pintarlas en las cubiertas de tanques, camiones y aviones militares.

El estereotipo de mujeres que promovían seguramente, afectó a las chicas que no llegaban a los “estándares” de entonces.

Hoy en día, las imágenes promovidas por la publicidad, los medios, y el cine, tampoco favorecen la diversidad ni muestran a las mujeres tal como son: diferentes. Más bien, se encargan de proponer y de imponer, ideales de perfección inalcanzables y también, en ciertos aspectos, bastante insalubres.

El proyecto

La fotógrafa Sophia Spinelle, desde la agencia “Shameless”, se propuso recrear los populares pin-ups, desde una mirada feminista. Aparecen en las fotos mujeres de lo más diversas, de tallas distintas, peinados, estilos.

En el año 2009, la artista se embarcó en una empresa que tituló “Shameless Photography”, donde buscaba alentar a las mujeres a sentirse seguras de sus cuerpos, dejando de lado la vergüenza.

Entrevistada por The Huffington Post, comentó que este proyecto además tiene un aspecto en donde se alienta a las mujeres a escribir “cartas de amor a sus propios cuerpos”. Dijo que viene recibiendo miles de cartas provenientes de los lugares más recónditos del mundo, algunas de mujeres con cáncer, transexuales y también víctimas de violencia sexual.

Mirá algunas de las fotos:

Be Sociable, Share!

Deja un comentario