juezrejas

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) impondrá previsiblemente hoy una sanción de 600 euros al juez de Primera Instancia número 9 de Murcia, Fernando Ferrín Calamita, por la falta disciplinaria que cometió al proferir “expresiones extravagantes” en un auto en el que otorgaba la custodia de dos niñas a su padre porque la madre mantenía una relación lésbica. El juez se encuentra suspendido mientras se tramita una querella contra él por “retraso malicioso” del expediente instado por lesbiana para adoptar a la hija de su cónyuge.

El instructor del expediente, incoado el pasado mes de julio, consideró que las expresiones utilizadas por el juez en el citado auto constituyen una falta grave. A su juicio, Ferrín Calamita utilizó en su resolución “expresiones que exceden el ámbito del examen jurídico”.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario