¿Ser LESBIANA es un PROBLEMA MÉDICO? Alucina con lo que le ha pasado a esta mujer.

Estados Unidos está a punto de convertirse en territorio aún más hostil para muchas minorías. Básicamente todas: LGBT, mujeres, diferentes razas… y sobre todo, la gente con menos recursos. Donald Trump ha llegado para ser el presidente de los ricos y blancos y va a promover el odio contra las minorías. Batallas que llevan años librándose y que van a verse resentidas de nuevo.

Como lo que le ha pasado a la protagonista de nuestra historia de hoy: Kristina Rodríguez vive en Carolina del Norte, y recientemente se hizo unos análisis para ver qué tal andaba de salud. De casualidad, le dio por revisar su historial médico y se encontró con que una de sus “dolencias” o “problemas” era el “lesbianismo”.

Sí. Como lo oyes. En 2017 aún hay doctores que, sin que les tiemble el pulso, consideran que la homosexualidad es aún una enfermedad. Kristina se lo tomó con humor, bromeando sobre si “quizá me pido la baja del trabajo”, pero a la vez ha querido hacer público este hecho porque le preocupa que a otras personas menos fuertes les pueda afectar y realmente creer que están enfermos por querer a una persona del mismo sexo.

El sistema de salud de Carolina del Norte ha asegurado que no es la forma en la que trabajan y que investigarán el suceso.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario