Ilustración de Olivia Hardy

Las mujeres vampiro se desvanecen en las noches de Halloween, cuando todas salen a jugar a ser monstruos de mentira… Depilada o estilo naturista, induce a lo fácil como preludio a tu muerte en vida… O sea, si te has topado con una, la has cagado…

 Contrariamente a la sabiduría popular las mujeres vampiro sí se reflejan en los espejos: imagen de certeza, de hembra bien plantada en la vida, de ésas que saben adónde van y por qué… supuestamente.

Son seductoras, y como buena vampiresa, hipnotiza con comentarios ingeniosos y cómplices que te suelen sacar una sonrisa… y tú creyéndote especial, criaturica.

Menuda zorra de mucho cuidado! Con el tiempo descubrirás que son frases robadas, pensamientos de otros que luego reproduce como propios. Y un fatídico día, en ese segundo donde el tiempo se detiene y el viento deja de soplar… escucharás que repite también las tuyas!

Parecen perfectas sólo porque, como las antiguas colchas de las abuelas, están hechas de retazos, que bien ubicados dan una sensación de unidad única e irrepetible (Patchwork). Pero que no te engañen, ellas no tienen realmente una personalidad definida conocida.

Esta perversa criatura puede ser la típica amiga heterosexual que juega al “ahora si, ahora no”, una bisexual en pareja con un tio o la lesbiana de toda la vida que pretende ser fem, pero con más pluma que el edredón nórdico de Ikea MYSA VETE (con 60-40 % de plumón-pluma de pato, respectivamente)

Sexualmente van bien camufladas como “matajaris” o “hazme tuya”, depende. Como al principio le importa “quedar bien”, tienes orgasmos garantizados y querrás follártela hasta encima de la vitrocerámica.

La vampiresa suele aparentar ser un animal sexual y multiorgásmico (je-je-je). Sí claro, y todas practicamos la tijereta a diario, con lo fácil y cómodo que es.

Pero esta famosa vampiresa bollera, qué chupa??? No va ni por tu factor RH en sangre, ni por tu dinero… TE CHUPA LA ENERGIA.

Te doy una imagen: el polo helado.

Quién puede olvidar la emoción de chupar en pleno verano, allá en nuestras épocas bollicao, la fría y dulce sensación de un polo de limón o naranja? OOhhh

Y quién no chupó/absorbió con fuerza para darse un chute de sabor edulcorado con colorante? Y cómo quedaba el polo? EXACTO. Frío, decolorado, soso…

Primero te hipnotiza/seduce, poco a poco te irá llevando a su terreno, serás el centro de su eje pero solo para robar la energía de tu sonrisa y tu experiencia de vida que la hará propia… te fiarás y comenzarás a sentirte cansada para no hacer nada que no tenga que ver con ella, vestir como a ella le gusta, ir a dónde ella prefiere, dejarás de hacer TUS cosas. Y un día, tú misma no te reconocerás ante el espejo.

Te suena verdad?… a ti o a alguna amiga le ha pasado…

Si aun sigues “virgen”, entrégate, es karma lésbico y algún día te tocará… estate preparada!

Pero si eres una víctima, qué esperas para levantarte de puto sofá, dar un golpe de autoridad sobre la mesa y con una patada (simbólica, evidentemente) alejarla de tu vida y/o de tu mente?

No te lo dije? La vampiresa muere cuando ya no tiene más energía que chuparte… no la alimentes… ni con el pensamiento!

Por la extinción de las vampiresas-bollo! Borrón y cuenta nueva.

Escrito por: María Pía

Be Sociable, Share!
Categorías: CMB-2010, Cuenta-Les, Noviembre

Un comentario.

  1. alicia dice:

    jajajjjajajajajajajaajjajajajaj me encantaaaaa

Deja un comentario