hollywood

¿Es Hollywood machista? La duda ofende. No hace falta que nos lo digan actrices como Evan Rachel Wood (que acaba de denunciarlo en Twitter) o Halle Berry (que hizo lo propio tan solo unos meses antes). Los números cantan. Según la Universidad de California: el 70% de los papeles protagonistas son para hombres, solo el 13,5% de los guiones llevan nombre de mujer y el número de directoras apenas alcanza un pírrico 3%. Sin embargo, algo está cambiando: las franquicias más exitosas del momento dependen, en gran medida, de las señoras esposas de sus directores.

El hobbit… y la elfa

Peter Jackson, director de la trilogía de El señor de los anillos y de El hobbit ya no ocupa lo que solía en las fotos, más que nada porque desde que se sometió a una reducción de estómago su voluminoso perfil perdió 32 kilos, pero sigue siendo el más demandado en los photocalls. Con 17 estatuillas y 3.000 millones de dólares ganados en todo el mundo con las aventuras de Frodo, y 1000 millones solo con la primera entrega de Bilbo Bolsón, es tan popular como una estrella del rock. Sin embargo, flanqueándole, a su lado, siempre veremos a la discreta Fran Walsh, apodada “El Enigma”.

Las cámaras no persiguen a esta mujer de look gótico como a su carismático marido, ella rara vez concede entrevistas y tiene fobia a las alfombras rojas, pero Walsh es, como mínimo, tan importante como el director en la recreación fílmica de Tolkien que ha encandilado a medio planeta. Desde que se conocieran en los años ochenta, no ha habido película de Peter Jackson en la que no haya participado, ya sea como guionista o bien como productora, a menudo compatibilizando ambas tareas.

Superman… y su Wonderwoman

Walsh no está sola en el Olimpo de Hollywood. El futuro del gran héroe americano de la historia depende, en estos momentos, de una mujer. Su nombre de soltera es Deborah Johnson y es la mujer de Zack Snyder, director de El hombre de acero y futuro realizador de Batman vs Superman, la que se anuncia como la gran película de 2015.

Desde que contrajeran matrimonio en 2004, Deborah ha estado al frente de los presupuestos de éxitos de su marido como 300 o su inminente secuela 300: El origen de un imperio. En el caso de El hombre acero, por ejemplo, hablamos de gestionar más de 225 millones de dólares.

Afortunadamente, frente al retraimiento de Fran Walsh, Deborah responde más al estereotipo de californiana expansiva y no duda en ponerse ante los micrófonos, en la Comic-Con, por ejemplo: “Fuimos muy afortunados con El hombre de acero. Nunca habíamos trabajado con semejante presupuesto y todo funcionó relativamente bien. La clave está en la preproducción, en reducir el número de imprevistos durante el rodaje. Ese es mi trabajo”. Superman llevará las mallas, pero Deborah lleva los pantalones.

Nolan y Nolanita

Probablemente, el matrimonio Snyder no se habría hecho cargo del hijo de Krypton de no ser por otra pareja feliz. Cuando Christopher Nolan y su mujer, Emma Thomas, llegaron a Warner para reflotar la franquicia de Batman, pocos creían en ellos. Hoy, poca gente duda que Emma, antigua ayudante de cámara de Stephen Frears y actual e inseparable productora de su marido es una de las mujeres más poderosas de Hollywood, y en la major se le consulta todo.

Con su aparencia maternal, controla con mano de hierro la gran película de 2014, Interstellar, dirigida, de nuevo, por Christopher Nolan. Thomas ha establecido una manera de producir que se imita y se copia.  “La mayor presión que tenemos es la de no defraudar a los fans. Para hacerlo hay que ser capaz de aislarse durante el trabajo. Hoy en día salen rumores cada día, si los escuchas, estás perdida”.

Fran, Emma y Deborah no son tan famosas como sus maridos, pero sin ellas, es bastante probable que no conociéramos a Peter, Zack o Christopher. A Hollywood le gustarán los escándalos para rellenar páginas de cotilleos, pero a la hora de invertir su dinero, prefiere fiarlo a una pareja estable.

Fuente: El confidencial

Be Sociable, Share!

Deja un comentario