PATRICIA-CAMPOS

Patricia Campos es una española que hace once años se convirtió en la primera mujer piloto de reactor de la Armada de su país y ahora se dedica a ser entrenadora de fútbol en Estados Undios, ya que según cuenta tuvo que dejar su profesión por su orientación sexual.

Campos publicó un libro titulado “Tierra, mar y aire” con el que intenta lograr que otras mujeres y otras lesbianas que quieran ingresar a la Armada no tengan que pasar por lo mismo que ella. Su objetivo es “estimular la mente de las personas para que vean que las mujeres y los homosexuales somos seres humanos y que también somos profesionales”.

 Ella no ve compatible su vida militar con su condición sexual y expresa al respecto: “Mi corazón siempre será de piloto militar, pero lo he dejado por ser lesbiana”.

En el libro ella repasa todas las etapas de su vida, a modo de autobiografía y habla de sus sueños, sus metas cumplidas y su experiencia hoy.

Contra el machismo y a favor de los derechos humanos

Campos dice que su libro está dedicado a todos aquellos, hombres y mujeres que lucharon por los derechos humanos, como una forma de agradecimiento y homenaje personal “a las mujeres que murieron defendiendo el sufragio femenino”.

A su vez asegura que va dirigido contra el machismo que continúa existiendo en la sociedad, sobre todo dentro de las fuerzas armadas y como una forma de reivinidar “que la homosexualidad no es una enfermedad”.

La española también explica que no le gustan las etiquetas y que no entiende por qué los homosexuales tienen que definirse como tal y argumenta que en su caso lo expresó porque consideró que era una forma de ayudar a otras mujeres en su situación, pero que recalcando que no hay necesidad de ser encasillado como homo o heterosexual.En ese sentido dijo que fue a través del libro cuando contó que era lesbiana, algo que no había hecho públicamente en el ejército, donde de todas formas sufría críticas, observaciones y comentarios desagradables por parte de sus compañeros por el simple hecho de ser mujer.

“Es injusto llevar todo el peso de nuestro sexo durante toda la carrera profesional”, expresa la autora en su libro, con el que busca que las autoridades del ejército tomen conciencia sobre esos actos ya que para ella “el Ejército vive en un mundo completamente paralelo al resto de la sociedad”. Además asegura que denunció ” el trato machista y homófobo que recibí en el Ejército, pero no sirvió de nada. Quizá debería haber insistido más. Quizá fue miedo o falta de madurez

Su vida como entrenadora

Luego de decidir dejar su carrera como piloto por no sentirse cómoda decidió dedicarse a su otra gran pasión, el fútbol, que la acompañó desde pequeña, pese a que era considerada una actividad ‘masculina.

Para trabajar como entrenadora cuenta que tuvo que irse a Estados Unidos ya que en España una mujer “no tiene posibilidad” de entrenar a un equipo y allí se formó como entrenadora en el Soccer United de San Diego. Actualmente se encuentra trabajando en un equipo de Hawaii.
Actualmente también realiza voluntariado den Uganda, donde brinda clases de español, entrena a niños y niñas en fútbol, y trabaja para fundación que lucha para combatir el sida.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario