Cuando la directora Patty Jenkins empezó a filmar la versión de la Mujer Maravilla que se estrenó este fin de semana, llamó para pedir consejo a Lynda Carter, la actriz que interpretó a la heroína en los años 70. No fue una conversación breve, ambas han comentado que estuvieron en comunicación durante varios meses mientras se llegaba a cabo la producción.

“Quería que supiera esto: Lynda, no somos la siguiente generación haciendo su versión de la Mujer Maravilla; nosotros nacimos de tu Mujer Maravilla y es una línea, una cadena. Nosotros somos la continuación de una visión y un sueño de un gran personaje”, recuerda haberle dicho Jenkins, según narró a la agencia de noticias AP.

Carter, de ascendencia mexicana, encarnó a la Mujer Maravilla en televisión desde 1975 hasta 1979 y aportó muchos elementos que hoy en día se asocian al personaje. La revista The Ultimate Guide to Wonder Woman, publicada este año por Entertainment Weekly, dice que fue la actriz la que pensó el famoso giro con el que Diana Prince se convertía en su poderoso alter ego: colocaba sus brazos en la cintura y daba varias vueltas sobre sí misma. “En el comic, Diana Prince se iba y volvía como la Mujer Maravilla. Pero para el show no lograban pensar cómo hacer el cambio”, señaló Carter al describir cómo fue que se le ocurrió.

Jenkins dijo en el estreno de la más reciente película que cuando era niña la Mujer Maravilla de Carter fue una fuente de inspiración, jugaba a hacer cosas increíbles y a salvar el mundo como ella, y representaba “la encarnación de todo lo que quería ser” al crecer.

“Ha sido como una hermana para todos nosotros en esta travesía”, dijo la directora del actual blockbuster, que rompió este fin de semana varios récords de taquilla y desató polémica porque varios de sus estrenos fueron realizados en funciones solo para mujeres, algo que algunos hombres consideraron sectario. “Aspiramos a tener la misma gracia y ser tan maravillosos como ella ha sido como representante de la Mujer Maravilla”, añadió.

La actriz Gal Gadot y Lynda Carter en el estreno de la Mujer Maravilla e...
La actriz Gal Gadot y Lynda Carter en el estreno de la Mujer Maravilla en Hollywood, California. Alberto E. Rodriguez/Getty Images

La nueva película relata los orígenes de la princesa amazona de los cómics Diana, interpretada por la israelí Gal Gadot, y por qué ésta deja la idílica isla de Themyscira para luchar por la justicia junto a los humanos. Esta es la primera película en solitario de la Mujer Maravilla, que fue creada en 1941, su historia original fue escrita por el psicólogo William Moulton Marston, a quien también se le atribuye la creación del detector de mentiras.

La vida de la heroína

Carter nació en Phoenix, Arizona. Su mamá, Juana Córdova Carter, era de origen mexicano, de la ciudad de Chihuahua. La artista ha dicho que ella, quien falleció en 2013, ha sido la influencia más grande de su vida. “Ella me enseñó más que nada a sobrevivir de una manera digna, honorable y cortés”, le dijo en una oportunidad a la revista People. Cuando tenía 10 años sus padres se divorciaron y su mamá la tuvo que criar a ella y a sus dos hermanos por su cuenta.

“Crecí en la era de las mujeres que fueron jóvenes y vibrantes durante la Segunda Guerra Mundial. Hicieron todo este trabajo para los hombres, y entonces los hombres trataron de poner al genio de nuevo en la botella y no podían. Mi madre decía: ‘Oh, puedes hacer cualquier cosa que decidas. Las mujeres estábamos allí en las fábricas y hacíamos todos estos trabajos que siempre nos dijeron que no podíamos hacer. Y cuando nos necesitaron, estuvimos allí'”, dijo a Entertainment Weekly.

En 1956, a los cinco años, Carter hizo su debut musical en un show de talentos de su ciudad, y a partir de ahí participó en numerosos espectáculos. En 1972 ganó el concurso Miss Universo y se mudó a Los Ángeles para estudiar actuación y cantar.

Después de la cancelación de la Mujer Maravilla, Carter actuó en varias películas para televisión. También lanzó tres álbumes como solista, siendo The other side of trouble el más reciente, con el que se encuentra de gira por el país. También presta su voz para videojuegos.

Carter ocasionalmente ha hablado de sus orígenes hispanos, e incluso grabó un especial televisivo cuando la serie todavía estaba al aire en el que comentaba sus raíces y sobre cómo su mamá le cantaba temas mexicanos con frecuencia. En 1983 fue reconocida como la Hispanic Woman of the Year, y en 2016 recibió el Raúl Juliá Award de la National Hispanic Foundation for the Arts (NHFA), por ser una “personalidad destacada del entretenimiento”.

Una pequeña fanática, en Los Ángeles, disfrazada de Mujer Maravilla.
Una pequeña fanática, en Los Ángeles, disfrazada de Mujer Maravilla. MARK RALSTON/AFP/Getty Images

Aún así, esa herencia cultural no es ampliamente conocida.

“Recién el año pasado me di cuenta de que Lynda Carter era hispana, pero además descubrí que su identidad étnica y la falta de conocimiento público en general es parte de un fenómeno de camuflaje latino”, dijo a Univision Noticias el historiador Thomas Delfi, quien está organizando la primera convención latina de comics en la costa Este. “Los estadounidenses de raza blanca típicamente piensan que los latinoamericanos y los hispanos tienen un pequeño lugar y presencia en la historia y la cultura de Estados Unidos, y no reconocen a los latinos o a los hispanos que son percibidos como blancos o tienen un apellido anglosajón, aunque su herencia sea muy importante para ellos. Lynda Carter, a quien respeto y admiro profundamente, cae dentro de ese fenómeno. Muchos latinos se sorprendieron al saber que ella era hispana en nuestra comunidad Nerdtino“, añadió.

La artista de 65 años ha dicho que “ya era hora” de que haya una nueva versión del personaje que resuena por su inteligencia, pero también por su fuerza interna. “Ahora llegará a una nueva generación y estoy encantada con eso”.

No importa si la nueva actriz no es ahora hispana. ” No creo que realmente importe mucho. Cuando yo todavía era la Mujer Maravilla, hice un especial donde hablé de mis raíces mexicanas. Hablaba de ello todo el tiempo, mucho antes de que hacerlo estuviera de moda. Y creo que con la actuación, el canto y todo lo demás, ser ciego de color es lo correcto. No creo que la gente piense tanto ya sobre si los actores son hispanos o no en la televisión”, ha dicho.

De maravilla a feminista

Carter ha mencionado en varias oportunidades que se siente bandera, en cierta forma, del feminismo. Aunque Carter grabó muchas escenas peligrosas sin dobles, incluyendo una célebre en la que la colgaron de un helicóptero, también fue una pionera de que existieran asociaciones de dobles para mujeres. “No había otras mujeres en el set, además de la supervisora de guiones y yo. Las peluqueras eran generalmente mujeres, pero no había mujeres maquilladoras, eran todos hombres. Una de las cosas que más me enorgullece es que mi show [ayudó en los primeros años a promover] la asociación de dobles mujeres. Antes de eso, no tenían mujeres haciendo acrobacias, tenían hombres haciendo acrobacias usando pelucas”, dijo en la publicación de Entertainment Weekly.

Recientemente ha participado en campañas para defender el derecho a la igualdad de compensación económica para las mujeres. “Las mujeres todavía ganan 20% menos que los hombres. (…) Si el cambio continúa al ritmo actual, se necesitará hasta 2059 para que las mujeres alcancen la paridad salarial. Trabajemos juntos para cambiar esto”, mencionó.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario