Gal Gadot dice que le debe el papel de Wonder Woman a Beyoncé. En las pruebas para interpretar a la Mujer Maravilla de DC Cómics ella ni siquiera sabía para qué papel la querían. Metida en un camerino, mientras las otras actrices (Olga Kurylenko, Elodie Yung, Jaimie Alexander) hacían las pruebas, Gadot estaba “a punto de perder la cabeza por la espera”. “Decidí ponerme el tema de Beyoncé Run the world (Girls). Empecé a bailar y se me fue la ansiedad. Así que, gracias, Beyoncé”.

La diva pop le ayudaría, pero las razones por las que la escogieron para interpretar al icono comiquero al que dio vida Lynda Carter en los 70 seguramente tenían más que ver con su belleza de Miss Israel —el concurso que ganó con 18 años— combinada con la fuerza y disciplina que adquirió después mientras hacía el servicio militar obligatorio en su país y esa ingenua honestidad fruto de llevar poco tiempo en Hollywood. Todas ellas características de la Princesa Amazona que es Wonder Woman, y cuyos orígenes se cuenta en esta película, la primera de superhéroes protagonizada por una mujer en 12 años (desde Elektra) y la primera dirigida por una mujer, Patty Jenkins (Monster).

Obviament, Wonder Woman es una superheroína poderosa pero, ¿de dónde más crees que viene su fuerza?

Su fuerza es su corazón, es su bondad. Se preocupa por los demás. Se preocupa por la justicia, por la paz, el amor, la compasión y la igualdad. Sigo diciendo sin parar que si todos tuviéramos un poquito de Wonder Woman en nuestro interior, viviríamos en un mundo mejor.

Pero a veces ser tan bueno puede ser entendido como una debilidad, ¿no? Porque eres más vulnerable.

Ajá, y ahora nos estamos metiendo en el argumento de la película. No puedo decir mucho, pero sí puede contar que su mayor debilidad es su sensibilidad hacia el resto. Hasta el punto de que no le gusta que haya daños colaterales. Aunque se esté peleando con un villano, si ve que alguien está en problemas, intentará ayudar a esa persona también. Siempre digo que su bondad es su kryptonita. Pero también es parte de su crecimiento y de aprender a priorizar. Tiene un arco muy interesante en la película, va de la Princesa Diana, que ni siquiera sabe qué poderes tiene a empezar a usarlos, hacerlos suyos y ayudar al mundo desde el mejor lugar. Suena muy cursi, lo sé, pero es una historia bonita.

Gal Gadot, la nueva Wonder Woman: "Las feministas no vamos por ahí quemando sujetadores"

Ya desde los cómics siempre ha habido discusiones sobre si Wonder Woman era un icono feminista, y si podía serlo vistiendo así de sexy. ¿Lo es para ti?

Sí, es un icono feminista. Es un gran icono para mujeres y también para hombres, para niños y para niñas. La gente no para de hablar del empoderamiento de las mujeres, pero no puedes lograrlo sin hablarlo con hombres y niños. Creo que hay un idea muy equivocada sobre lo que significa ser feminista, porque hay gente que lo ve como algo negativo. Que odiamos a los hombres o vamos por ahí quemando sujetadores y no nos depilamos las axilas. No es eso. Para mí, el feminismo es igualdad. Es tener las mismas oportunidades y los mismos derechos, y todo el mundo debería ser feminista. Y, en ese sentido, lo original sobre Wonder Woman es que viene de una isla en la que solo viven mujeres y, cuando sale al mundo de los hombres, de repente empieza a ver las diferencias entre la forma en que tratan a los hombres y a las mujeres, y le parece extraño. Para ella no hay una cuestión de género. Para ella todo el mundo es igual. Así que sí, es un icono feminista.

¿Y convertirte ahora en este icono feminista es, en parte, una carga? Esperan que sea la película que cambie la dominación de los héroes masculinos y traiga más diversidad.

Yo prefiero no pensar esas cosas. Es como cuando tienes niños: no sabes si estás preparada hasta que los tienes [Gadot tiene dos, estaba embarazada del segundo cuando rodó Wonder Woman]. Me siento una privilegiada por ser una actriz, por dedicarme a algo que me apasiona e interpretar un personaje tan fascinante. Lo que tenga que pasar, pasará, no puedo preocuparme por eso.

Antes de actriz fuiste modelo, y estabas estudiando derecho cuando tu agente te obligó a ir a unas pruebas para ser chica Bond en Quantum of Solace, unas pruebas que no querías hacer.

Sí, fue mi primera audición. Una directora de casting de Inglaterra voló hasta Israel buscando a la chica Bond. Pero yo no quería ser una actriz entonces, le dije a mi agente que no y él insistió en que la hiciera, al menos por respeto. más tarde, llegué hasta el final del proceso de selección, y aunque no lo conseguí, gracias a esas pruebas me di cuenta de que quería ser actriz y dejé la universidad. El tiempo lo es todo. Probablemente gracias a que no estaba preparada entonces para ese papel [no fue chica Bond, pero aquella directora de casting la metió en la saga Fast & furious], estoy donde estoy ahora.

¿Crees que el servicio militar en Israel te ayudó y preparó para este papel también? ¿En la parte física, quizás?

Desde niña siempre he sido muy activa, jugaba todo tipo de deportes. Mi madre era profesora de gimnasia, y yo fui bailarina. No creo que el servicio militar me enseñara habilidades para ser una mejor Wonder Woman, es que sé cómo manejar mi cuerpo. En todo caso, me enseñó disciplina.

Ya que interpretas a una heroína, ¿sabrías decir cuál ha sido el momento más heroico de tu vida?

Buena pregunta, la primera vez que me la hacen. Lo único que me viene a la cabeza ahora fue a los 12 años. Estaba con mi madre en la playa, nadando en el mar, y vi a un niño de cinco o seis años que se estaba ahogando. Fui hacia él, lo saqué del agua y se lo llevé a su madre, que no le hacía caso. ¡Tenía 12 años! Me sentí superresponsable y fuerte en aquel momento. Pero, aparte de eso, en general soy bastante patosa en la vida real. No se me ocurre nada más heroico que haya hecho.

Be Sociable, Share!
Categorías: CMB-2017, Crónicas, Junio, Mujer

Deja un comentario