Estamos acostumbrados a que la ceremonia de los Goya sea un lugar para las reivindicaciones, para protestar por las injusticias y para llamar la atención sobre los problemas del cine y la actualidad.

Pero además, este año se han puesto en nuestro tacones, han reclamado la presencia de más mujeres en la pantalla y detrás de ella, nos hemos encontrado con mujeres que son todo un referente en su profesión y con más feminismo que nunca. Pero también con este resultado final: 28 hombres ganadores frente y siete mujeres. Todavía queda mucho por hacer.

El Chal Feminista de Cuca Escribano

Dl U334070 101

En la misma alfombra roja vimos la primera reivindicación de la mano de la actriz. Un mensaje que no nos suena a nada nuevo, pues llevamos meses viendo luchar a las actrices de Hollywood para conseguir más presencia femenina en el cine y hasta os hemos hablado en este artículo del Instituto de Geena Davis para luchar contra la diferencia de género en la gran pantalla. Y ayer fue Cuca Escribano quien nos recordó que sigue existiendo esa desigualdad en la industria. No fue la única que protestó por el tema. Candela Peña lo hizo antes de la gala y pidió ante los micrófonos más presencia femenina en la gran pantalla.

Davi Rovira se puso en nuestros tacones

Dl U334072 045

“No sé cómo lo aguantáis”. Los tacones son una metáfora de muchas cosas más y fue todo un detalle por parte del presentador el intentar ponerse en el lugar de sus compañeras y dedicar unas palabras también a esa injusticia que aún se sigue dando en pleno siglo XXI.

Ponerse en nuestros tacones no es sólo tener la probabilidad de dejarse algún diente en el escenario, también es reconocer que las mujeres siempre lo van a tener un poquito más difícil que ellos: “os admiro, hasta que no pasan cinco horas no lleváis los zapatos en la mano, yo en cinco minutos voy a tener los dientes en el suelo. ¿Por qué me pongo tacones? Para ponerme en vuestros zapatos, cada año se reivindica lo mismo y cada año es necesario, hay que reivindicar el papel de la mujer en todos los puestos de la sociedad y sobre todo, hay que seguir reivindicando que las mujeres ocupen puestos de toma de decisiones. En el cine siguen haciendo falta mujeres que hagan películas, con mujeres, para mujeres, para todo el mundo… Y aunque este año los datos han mejorado y se igualan un poco, sigue habiendo mucha diferencia.”

Referentes como Sandra Hermida Muñiz, la directora de producción de Un monstruo viene a verme

Dl U334072 053

Se llevó el Goya a la Mejor Dirección de Producción. Y también toda nuestra admiración. Mujeres como ella, que luchan por conseguir sus sueños, que se suben a un escenario a recoger un gran premio con aplomo y serenidad (mientras el director de la película, Bayona, lloraba desconsolado) son el mejor referente para toda la generación que viene detrás de ella, un ejemplo a seguir, el espejo en el que mirarse.

El gran momento de Ana Belén

Dl U334072 081

No podía faltar ella. La gran homenajeada de la noche. Pero también una mujer que siempre ha vivido defendiendo sus ideales y que ha luchado por las injusticias, incluso cuando todavía era una extravagancia manifestarse o protestar.

Y por supuesto, no podía callar en esta gala y en esta gran oportunidad que tuvo en el escenario. Su opinión sobre la desigualdad latente en el séptimo arte y sobre por qué cuesta tanto que se reconozcan los méritos de las mujeres fue alta y clara: “incluso en una profesión liberal y abierta como la nuestra. Ya sé que estamos mejor que 50 años atrás, pero se me escapa la razón por la que sigue habiendo tan pocas mujeres en el cine, creo que si no hiciesen falta para interpretar a esas mujeres que aparecen en las películas no harían falta ni las que estamos. Aunque en estos últimos años ha habido muchas incorporaciones, todavía están muy por debajo de lo deseable para que exista la igualdad”.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario