Ilustración de Olivia Hardy

… armarios anuales y otras historias…

Nunca he entendido ni entenderé ese afán de juntar a gente que no se traga durante todo el año, en una sola noche y con alcohol mediante. Situaciones variopintas con un nexo en común: tu armario o el mío?

 Habia una vez una familia, toda muy normal. Sentado a la cabecera de la mesa, el patriarca, el “cabeza de familia”, al costado derecho su mujer, frente a ella la “parejita”: la hija mayor y el hijo menor… Qué imagen tan bucólica, sumándole unas vacas al estilo “La casita de la pradera”!

Tres copas de vino y luego de apartar el plato ya vacío de la cena de nochebuena, la hija mira fijamente a sus padres.

–      Mamá… papá… tengo que decirles algo…

Ante tanta ceremonia y el gesto serio, ambos la miran con atención.

–      … soy lesbiana… – y las lágrimas comienzan a correrle por las mejillas, sin más fuerzas para articular palabra.

Su padre, entre extrañado por las palabras que sigue tratando de digerir, el tenedor en alto con una papa asada y comenzando a enrojecer de furia, se queda congelado en tiempo y espacio… Su madre, rápidamente, se levanta a abrazarla y, mientras lo hace, mirando fijamente a los ojos de su esposo…

–      … pues ya que estamos en plan de confidencias… YO TAMBIEN…

FIN – (esta historia es ficticia, cualquier parecido con la realidad es porque tú me lo contaste y saben que al final termino escribiéndolo todo… culpa tuya!)

 Cuando estamos en pareja y ante el inevitable momentazo familiar: la casa de tus padres o los míos?

Pero la GRAN cuestión es: vamos como AMIGAS o como NOVIAS???

Salir del armario no tiene necesariamente más ventajas si has cometido el error de que tu novia y tu madre sean super-amigas y le termine contando, entre chupitos, lo mal que cocinas… mientras intentas quitarles de las manos la botella de Anís del Mono, antes de que empiecen a usarlo como instrumento musical para los villancicos.

Ir como “amigas” tiene su morbo si logran mantenerse silenciosas y rápidas en el baño o con la excusa de buscar hielo recordar épocas de adolescencia y meterse mano en el coche.

Y comentar luego cómo el primo del tío segundo por parte de tu madre, que va de enterado por la vida, te insistía en buscarle novio a “tu novia”, ya que salen tanto juntas… Eso, no tiene precio!!

Pero lo peor que te puede pasar: ambas fuera del armario, la casa la tienen monísima y no tienen hijos… a joderse y a cocinar para toda la familia! TOMA, por modernas!

Las solteras lo tienen más fácil, cena rápida de rigor, dos copas de vino (tres a lo máximo), retirarse un momento a verificar el depilado, los dientes, el aliento y una última mirada ante el espejo. Documento, llaves, dinero, móvil…

Paso 1: vas a la búsqueda de “ella”, Paso 2: vas a la búsqueda de un bar, Paso 3: buscas otro bar, Paso 4: buscas tus bragas ya amaneciendo, mientras te preguntas cómo coño se llama la que está en la cama… FELIZ NAVIDAD!

Escrito por: María Pía

Be Sociable, Share!
Categorías: CMB-2010, Cuenta-Les, Diciembre

Deja un comentario