“La visibilidad es un instrumento político para luchar por nuestros derechos”

La presidenta dela Federación Estatalde Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, Boti García Rodrigo, reivindica el “empoderamiento” de las mujeres lesbianas.

Lo que no se ve, no existe. Y lo que no existe no puede reivindicarse. Este es el axioma por el cual, desde hace cuatro años, las mujeres lesbianas salen a la calle cada 26 de abril para visibilizarse. Boti García Rodrigo, presidenta dela FELGTB, defiende que la visibilidad es “una herramienta fundamental contra los recortes en derechos”.

Después de cuatro años, la reivindicación de las lesbianas sigue siendo misma: la visibilidad. ¿Por qué?

Reivindicamos la visibilidad porque lo que se no ve, no existe. La visibilidad es un paso imprescindible para que las lesbianas lleguemos a alcanzar nuestros plenos derechos. Y no sólo los derechos de cada una de nosotras, sino también los de nuestras familias. Hay muchas lesbianas con hijos, muchas lesbianas que forman familias, que tienen que mostrarse ante la sociedad en plenitud. El armario es un invento de Satanás. Nos hace desaparecer como sujetos de derechos. Nos anula como lesbianas, como personas y como ciudadanas. La visibilidad es una herramienta en contra de los recortes en derechos.

¿Por qué las mujeres lesbianas no se visibilizan?

Por el miedo. La realidad de las lesbianas está absolutamente machacada y vulnerada a nivel social, laboral e histórico. Las mujeres lesbianas sufren históricamente una doble discriminación: como mujeres y como homosexuales. Por eso tenemos que dar el paso de empoderarnos, de hacernos fuertes, de asumir lo que somos y de reivindicarnos. El armario es una trampa, es una protección falsa. La visibilidad es un instrumento político de liberación para luchar por nuestros derechos.

¿Cómo afecta al colectivo de lesbianas el cambio de Gobierno y los recortes sociales?

Los recortes sociales y laborales que está llevando a cabo el Gobierno del PP afectan, sobre todo, a los colectivos más vulnerables. Y, desde luego, el colectivo de lesbianas es uno de los más vulnerables. En el ámbito laboral, hay muchas mujeres lesbianas que, ante el miedo a que las discriminen o a quedarse sin trabajo, se esconden y no dicen que son homosexuales. Ese paso atrás también es una consecuencia de los recortes sociales.

Entrevista en: Público.es

Be Sociable, Share!

Deja un comentario