JolinTsai

Singapur no tiene límite a la hora de censurar. Lo que para muchos de nosotros es amor, para ellos es una forma de vida censurable. Así de claro lo han dejado con el tema ‘We’re All Different, Yet The Same‘ de la cantante taiwanesa Jolin Tsai. El tema y el vídeo ha sufrido la censura del gobierno singapurense.

La MDA (la Autoridad del Desarrollo de los Medios de Comunicación) indica que ‘la música asociada a las drogas, estilos de vida alternativos (como la homosexualidad) o la adoración de lo oculto o del demonio o deben ser retransmitidos‘. Ahí es nada, comprar el amor entre personas con el culto al diablo. Y aunque al principio sólo se prohibió su emisión en canales abiertos, tras revisar el vídeo y la canción, se prohibió su emisión en cualquier canal de televisión o emisora de radio.

En el vídeo, Jolin Tsai cuenta y protagoniza la historia real de una pareja de lesbianas que fueron pareja más de 30 años y cuando una fue hospitalizada y tenía que ser operada de urgencia, su pareja no pudo dar el consentimiento al no ser su pareja o ser un familiar. La verdad es que viendo el vídeo, que es precioso, no hacen falta subtítulos para entender la historia.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario