Ilustración de Olivia Hardy

Estamos en el mes del Orgullo LGTBIQ (incluyendo, que es gerundio) fecha indicada para ello el día 28 cuando recordamos la revuelta en el bar Stone Wall-Inn de Nueva York en 1969 (la noche que dijimos basta ya de abusos); y además un 25 de junio de 1977 (mismo mes, 8 años más tarde) se nos iba uno de los personajes más conocedores de las profundidades oceánicas: Jacques Custeau.

 Este televisivo documentalista nos introdujo en el increíble mundo acuático mientras nosotras ya nos íbamos planteando si queríamos carne o pescado, las unas, o ya miraban con cariño a las compis del cole, las otras. Aunque en mi caso, y a pesar de pedirle a los Reyes coches de miniatura en mi tierna infancia, tardé 29 años en darme cuenta que comía cerdo pensando en marisco. Acepto mejillón como animal de compañía.

 En fechas dedicadas a la juerga en lugar de la reflexión necesaria – que esto de los derechos de las Minorías Sexuales no fueron por obra y gracia del espíritu santo, por más pluma que tenga, la paloma coja (1) – hablaremos del GRAN matiz bollo-festivo que nos encontraremos en la Marcha, en un particular océano donde veremos: mejillones  sabios, almejitas playeras incautas, caballitas (2) de mar que se suman hasta a un bombardeo, fito y zoo-plancton que aunque no las veamos siempre están, doradas monísimas, las coralinas y las estrellas de mar.

 LAS REPETIDAS (a) “Mejillones sabios”. Esas de toda la vida, que las ves en bares de ambiente o alguna asociación (o ya se fueron de la misma por malos rollos). La bollo-activista de siempre que tiene un lugar ganado en la Marcha, casi seguro detrás de la pancarta y/o vociferando: ♫“En los balcones también hay maricones, y con carteras también hay bolleras”♪

 LAS NUEVAS GENERACIONES (a) “Almejitas playeras incautas”. Tienen pins, chapas, la bandera, el abanico, se hacen trencitas arcoíris y ostentan un cartel luminoso en la frente: “L” (joven lesbiana en prácticas). Salen a la superficie de la arena exponiéndose, y aprovecharán para conseguir una instructora y obtener la licencia definitiva… pero indefensas ante las aves rapaces!

 LAS RE-ENGANCHADAS DE ÚLTIMA HORA (a) “Caballitas de mar”. Amigas en general (hetero, homo, bi y las que “aún no saben que son lesbianas”), novias actuales que  no entienden por qué van y esas otras que juraron y perjuraron que no irían pero que aparecen al galope y sorpresivamente  “ya que están” y “no tienen nada mejor que hacer” (imposible saber qué pasa por sus cabezas).

 LAS DEL “PASEILLO” (a) “Fito y zoo plancton”. Las ves sonreír al paso de la Marcha, pero ellas al costado, como observadoras casi estáticas e invisibles. Querrían sumarse pero no: por ellas, o por sus familias, o por su novia que aún no salió del armario… lo peor es que su novia, a su lado, tb te sonríe… y tú te preguntas “por qué no? Si las dos quieren!” Hay veces que querer no es poder…

 LAS DIVINAS (a) “Doradas monísimas”. Existen y se hacen notar no bien aparecen, porque tb hay lesbianas sin pluma, aunque en el Diario de Patricia solo se animaba a declarar su amor la camioncita de turno (me encantan!, soy pluma-fan, lo reconozco). Las divinas-de-la-muerte que no se ven obligadas a salir del armario porque “no se les nota” (otro tópico del cual ya hablaremos) y que saben sacar provecho de cada parte de su anatomía…. y nosotras agradecidas!

LAS “NORMALES” (a) “Coralinas”. Lesbianas que no sienten que les haga falta ni tener pluma ni no tenerla,  que van con pelo largo, corto, de peluquería o como les sale de los corales;  tienen  vidas normales y sociabilizan con toda naturalidad, son parte fundamental de la vida oceánica-lésbica, y sin saberlo son parte del cambio social profundo, las de visibilidad silenciosa que predican con el ejemplo.

 MUJERES TRANSEXUALES LESBIANAS (a) “Estrellas de mar”. Permitanme una reflexión porque soy particularmente activista de estas bellas mujeres olvidadas / negadas / discriminadas dentro del ambiente. Tb son lesbianas y además, son transexuales. Mis queridísimas, que de un trozo de ellas mismas (corazón) logran sobrevivir y regenerarse como nueva estrella.

 Como cada año, el Orgullo nos mostrará que existen tantos tipos de lesbianas como peces hay en el mar. Nacemos lesbianas y punto pelota. Aprovechen para sentirse parte del cardumen, reflexionar y ser parte de una nueva corriente, respetándonos todas. Las que puedan y quieran, háganse visibles, porque lo que la sociedad no ve, hace de cuenta que no existe. A mi me verán en mi perfil de Facebook: vestido negro, escote, taconazos, bandera gigante y cartel “Born lesbian”. Felicidades a todxs!

  (1)    Gracias a “El intermedio” de La Sexta TV y su Caravana de Palomos a Badajoz.

(2)    Permítanme esta licencia lingüística, “yegüitas” no me terminaba de gustar.

Escrito por: María Pía

Be Sociable, Share!
Categorías: CMB-2011, Cuenta-Les, Junio

Deja un comentario