Orgullosa de pertenecer a la comunidad LGTB, la joven Izabelle Marques, de 18 años, decidió ir a la ceremonia de su graduación vestida con los colores del arcoíris.

El silencio no es más su aliado, todo lo contrario. El grito la acompañó durante su graduación. Pese a que sus padres no estuvieron de acuerdo al principio, los convenció de que era una buena idea.

 lo prometido es deuda pic.twitter.com/Pgl5DDecnA

“A mis padres al principio no les agradó la idea por el simple hecho de que sería una falta de respeto no ir formal a un evento así. Sin embargo, ellos toleran la homosexualidad y me quieren tal y como soy. Cuando mi madre vio que el tuit se hizo viral, al final se apuntó y me dijo si vas a hacer el ridículo, harás el ridículo guapa”, comenta Izabelle a la página web Verne.

El objetivo de vestir de esa manera fue para reivindicarse y ser un ejemplo a seguir para todas las personas que temen salir del armario por lo que puedan decir de ellos, explicó la joven.

“Es nuestra vida y podemos hacer con ella lo que nos plazca, amar a quien nos plazca y hacer todo tipo de locuras. Porque la vida es corta y nada ni nadie tiene por qué ponernos límites y reprimir nuestra naturaleza. Fui con ese vestido porque me siento orgullosa de formar parte del colectivo”, añadió.

La idea se le ocurrió el 8 de mayo, y acordó con una amiga que si su idea obtenía 3,000 retuits se compraría el vestido. Y 24 horas después el tuit alcanzó la cifra.

“Hagamos un poco el tonto: 3,00 RTs y llevó esto a la fiesta de graduación de bachillerato”, escribió en Twitter.

Izabelle Marques, nacida en Japón y residente en España, se graduó el 26 de mayo en el Instituto Leonardo Torres Quevedo de Santander. Ella compartió las imágenes de su graduación en Twitter y alcanzó más de 13,000 retuits, y 23 mil me gusta a solo dos días de su publicación.

La irreverente jovencita de padres brasileños espera que las personas se comprometan a luchar por un mundo con los mismos derechos “para abolir esta sociedad heteropatriarcal”.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario