Ilustración de Olivia Hardy

Allá lejos y hace tiempo, corría el año 1844 durante el reinado de Isabel II, el día 13 de Mayo se firmaba el segundo y definitivo decreto que creaba la Guardia Civil en España… quién diría que de aquel hecho tan básico en la organización de un estado saldría tanto morbo con esposas y tanto disfraz básico para carnavales.

 Conozco a más de una que la movía una fantasía: su amante de turno (circunstancial o habitual) la “arrestaba” o viceversa. Las esposas con peluche rosa, de fácil extracción –pero que nos negamos a quitar- se hacen indispensables. Esas que no sabemos para qué te incluyen las llaves, si se quitan con una palanquita en el costado…

 Nunca pensé que lo diría, pero ante la evidencia de tantas parejas con pluma que he tenido debo declamar abiertamente: los uniformes me ponen y las masculinas tienen un puntazo de mucho cuidado, aunque las andróginas son más mi estilo actual. Cómo olvidar a Demi Moore encarnando a la “Teniente O´Neil” (¿eres joven y no sabes de qué te hablo…? No sabes lo que te pierdes…).

Aclaración: a las chicas que se esfuerzan por ir de femeninas, no insistan, el andar chulillo y los ademanes anchos no se pueden ocultar, incluso ese afán por ver la liga de fútbol de Etiopía en lugar de salir a pasear/comer/playa, canta mucho.

 Volviendo a lo nuestro, el juego del poder es una posibilidad más y una cualidad altamente recomendable para mantener la llama de la pasión. Jugar a “policías y ladronas” en una versión bollo-erótico-festiva, ¿por qué no? Y si es con una mujer de la autoridad en activo, no tiene precio.

 Entre las situaciones variopintas para el “momentazo sexual guardiacivil” aconsejo no pasarse de complejas en la trama, con ajustarse a algún guión de película porno es suficiente: chica buena (policía) conoce a chica mala, chica mala mete mano, chica buena la esposa y aplica justicia verbal, fin. Porque, si además a la historia le sumas cantidades ingestas de alcohol:

“Había una vez una chica que no sabía cómo pillar cacho y de bar en bar (y cubata en cubata) terminó por fin ligándose un bombón. Entre vapores etílicos recordaba algún comentario sobre máscaras (?) pero sus neuronas no estaban por la labor. En su conservadora ciudad natal fueron al único hotel que podría brindarles intimidad ya que ambas jóvenes vivían con sus familias. Mientras nuestra amiga terminaba de quitarse la ropa intentando no caer de la cama, apareció del baño una figura (iluminada por detrás) con algo que parecía una máscara y unas esposas…

– SOCORRO, POLICIA…! LADRONES!! Fue la reacción instintiva, abriendo la puerta de la habitación y corriendo desnuda por los pasillos… mientras una mujer policía de verdad, también desnuda, quitándose la máscara, la perseguía…

– ¡PARAAAA… PARAAAA, SOY YO! Fin”

(Todo parecido con la realidad es “pura coincidencia”. Algunos hechos y nombres reales han  sido obviados para preservar la intimidad de las protagonistas… ¡aunque pasó hace más de 10 años!)

 Con roles activos o pasivos, atacante o sumisa, policía o ladrona, las invito a jugar y celebrar  conmigo  el aniversario del nacimiento de la Guardia Civil durante la noche del viernes 13 de mayo y de paso, en un gran orgasmo colectivo, ayudar las personas que sufren friggatriscaidecafobia o miedo mórbido e irracional al Viernes 13.

Os propongo un intenso, personalísimo e íntimo “flash-mov” erótico-casero.

Yo, por lo pronto, asumiré mi papel: entraré en la habitación (¿desnuda?… ¿por qué no?) blandiendo las esposas en una mano, luego estiraré los brazos hacia adelante con las muñecas juntas y poniendo morritos le diré: “he sido taaaaaaaaaaaann mala…”

Hagamos honor al  estribillo del Himno de la Guardia Civil: “Vigor, firmeza y constancia (si es necesario, con arnés), valor en pos de la gloria (orgásmica), amor, lealtad y arrogancia (eres mía y yo tuya), ideales tuyos son (depiladas, bañadas y bien atendidas)”.

Escrito por: María Pía

Be Sociable, Share!
Categorías: CMB-2011, Cuenta-Les, Mayo

Deja un comentario